.

Gastos notariales para compra de vivienda

A la hora de adquirir una vivienda, terreno o algún otro inmueble, además de costear el precio de adquisición por el mismo, también hay que asegurarse de realizar todo el proceso de forma legal y autorizada, con un registro notariado, certificado de compra y otros aspectos legales.

Contrario a lo que muchas personas suponen, la compra-venta de una vivienda no sólo supone los gastos de la propiedad en particular, sino que también hay que añadirle algunos costos adicionales dependiendo del proceso que llevemos a cabo, sobre todo cuanto se habla de los gastos de notaría.

Hay varias condiciones que giran en torno a los gastos de notaría por compra de vivienda, ya que estos pueden variar ligeramente dependiendo del proceso o la jurisdicción, en la cual se lleve a cabo la compra-venta. Aunque el responsable de cubrir los gastos también puede cambiar, siendo el comprador, vendedor o ambos.

Son muchos los aspectos que comprenden los gastos de notaría, por eso es muy importante que tanto el comprador como el vendedor de la propiedad, estén al tanto de los gastos que le corresponde saldar a cada parte. Por eso, a continuación te ofrecemos toda la información relevante que debes saber a la hora de comprar-vender una vivienda.

¿Cuáles son los gastos de notaría para compra de vivienda?

Los gastos de notaría que se ven implícitos en la compra-venta de una vivienda son varios, ya que corresponden a los diferentes servicios que se estipulan, entre los que podemos encontrar los siguientes:

Escritura Pública

Para poder legalizar la compra por la propiedad adquirida, es necesaria la intervención de un notario a la hora de realizar la escritura pública, donde se reflejan los acuerdos consignados por todas las partes en la compra-venta.

Lo mejor en este aspecto es que el coste a cobrar para cada notariado es fijo y estipulado por el estado, donde sólo podrá variar ligeramente, dependiendo del número de copias que correspondan a la escritura y algún posible descuento.

Para realizar la escritura pública, las partes comprendidas en el acuerdo, es decir, el comprador y el vendedor, deben dirigirse a una notaría y abonar el costo correspondiente. Además, deberán presentar los siguientes documentos, los cuales pueden variar dependiendo de la jurisdicción o el proceso de compra-venta.

  • Documento histórico en el que se reflejen todos los que han sido propietarios de la vivienda (solo en caso de ser una propiedad usada).
  • Copia del carnet de identidad de ambas partes.
  • Documento autenticado donde se fije el propósito por parte del comprador para adquirir la vivienda en un período de tiempo específico.
  • Certificado paz y salvo junto al impuesto predial de la propiedad.
  • Escritura en vigor de la propiedad.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que anualmente se realiza un ajuste a los precios estipulados por el estado para los gastos de notaría. Aunque este incremento no debe ser muy excesivo, ya que se calcula en relación al índice de precios para el consumidor.

Registro de Propiedad

Una vez que la escritura ha sido firmada por el notario, la misma debe ser ingresada en el registro de propiedad que le refiere, siendo este un procedimiento que tiene su propio coste fijado en 1,67% por encima del importe total de la vivienda, de forma que puede variar en cada compra.

Impuestos (IVA, AJD e ITP)

El monto que se impone en cuanto a los impuestos por la compra de una vivienda puede depender de diferentes aspectos, como la jurisdicción en la que se encuentra la propiedad. Además, también influye el hecho de que la vivienda sea nueva o usada.

Cuando se trata de un inmueble nuevo y sin usar, se debe pagar el IVA en un incremento del 10% en relación al valor de la propiedad, aunque, si la misma es una vivienda de protección oficial, entonces el impuesto vendría siendo solo del 4%.

Por otro lado, cuando la propiedad ya ha sido habitada anteriormente, entonces se vendría aplicando el ITP para ceder la propiedad a otro dueño, cuyo porcentaje puede variar dependiendo de la jurisdicción en la que se encuentre la vivienda, pudiendo ser entre el 4% y 10% por encima del valor de la propiedad.

Ahora bien, independientemente que la propiedad sea nueva o usada, la entidad adquisidora tendrá que pagar el IAJD en el momento que se realiza la escritura, para que de esta forma se puedan consignar los documentos notariados.

El impuesto tiene un importe fijo de 0,54% del valor de la vivienda, el cual debe ser pagado entre el comprador y el vendedor por partes iguales. Es decir, si el valor de la vivienda es de 200 millones de pesos, corresponde pagar $1.080.000 de impuestos, siendo $540.000 por parte del vendedor y $540.000 por el comprador.

Cabe acotar que, desde el momento en el que se consigna la escritura notariada, existe un periodo válido de 30 días en los que se pueden saldar estos impuestos. Si se ha pasado del plazo, entonces se impondrá un sobrecargo.

Honorarios de Gestoría

En primer lugar, cabe acotar que este es un gasto opcional, ya que cada uno de los procedimientos de los que se encarga la gestoría, como registrar la escritura y saldar los impuestos, pueden ser realizados por la persona adquisidora, y aunque en algunos casos se solicita que los trámites los realice un gestor (como en el caso de consignar una hipoteca), esto es libre decisión del comprador.

Otros gastos

Algunos gastos adicionales pueden presentarse en el caso de que se contrate a una inmobiliaria para la búsqueda de vivienda y consignación del acuerdo, donde estas entidades suelen cobrar alrededor del 5% de la cuantía establecida en todo el proceso.

Por otro lado, también se puede añadir un importe extra en el caso de que desees obtener la asesoría de algún agente o entidad especialista en este tipo de acuerdos y procesos.

También te puede interesar:

Repartición de los gastos de notaría

Como ya mencionamos anteriormente, los gastos de notaría pueden variar dependiendo de varios aspectos, como la jurisdicción en la que se encuentre la propiedad, las condiciones de la vivienda y el valor de la misma.

Sin embargo, ambas partes deben su debida parte de estos gastos, tanto comprador como vendedor. Por eso es importante que cada parte esté al tanto del importe que le corresponde, además de saldar las cuentas en la entidad correspondiente, ya sea en la notaría o en la oficina de instrumentos públicos.

  • Saldar en la notaría: En esta entidad se debe consignar el pago correspondiente por la escritura pública, costo que puede ser del 0,54% por encima del valor de la propiedad, o donde el mismo puede ser impuesto por el estado. Además, se realiza un anticipo por el pago referente al IVA (solo en caso de ser persona natural).
  • Oficina de Instrumentos Públicos: Ahora bien, en esta oficina se debe liquidar el pago por registro de propiedad, el cual corresponde a ser de 1,67% por encima del precio de la vivienda y el mismo es completa responsabilidad del comprador.

De esta forma, podemos establecer el porcentaje total que debe ser saldado por ambas entidades que formen parte del acuerdo, siendo 1,94% por encima del precio de la propiedad, lo que será saldado por el comprador. Mientras el vendedor sólo debe asumir un 1,27% por encima del valor de la propiedad.

¿Qué son los gastos de notaría en compra de vivienda?

El proceso para la compra de una vivienda es en realidad muy agotador y extenuante, empezando por tener que estar días y semanas (e incluso meses), en el proceso de búsqueda, con la intención de encontrar alguna buena propiedad que se adapte a tus necesidades, presupuesto y condiciones de compra.

Cuando por fin has encontrado la vivienda perfecta, debes ser consciente de que ya has superado la parte más complicada de todo el proceso, pero no debes dejar que la emoción te embargue tan rápido, ya que esto no acaba aquí, pues se deben realizar varios trámites de notaría y saldar estos costes adicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto | Mapa del Sitio | Política de Cookies

comoconsultar.co © 2020. Todos los derechos reservados. 

El propósito de este sitio web es proporcionar guías informativas sobre trámites, certificaciones, requerimientos y procesos entre otros temas y no hacemos parte de entidades gubernamentales.

error: Content is protected !!
Vuelve al inicio